• (044) 33 36 77 76 02
  • info@panoramex.mx

Tequila

Jose Cuervo Express

El tequila se elabora destilando el jugo de ciertas especies de plantas de agave azul tequilana webber.

Agave es un nombre que proviene de una Diosa de la fertilidad en la antigua Grecia. En la mitología griega, Ágave (en griego antiguo Άγαυή, ‘ilustre’) era la hija de Cadmo, el rey fundador de la ciudad griega de Tebas, y de la diosa Harmonía. Sus hermanas eran Autónoe, Ino y Sémele. … También tuvo una hija, Epiro. Era una ménade o seguidora del dios Dioniso (Baco en la mitología romana).

Agave fué asignado a la planta metl o maguey en el siglo pasado que significa ¨Maravilloso¨ Algunas especies florecen solo una vez y mueren poco después, otras pueden florecer casi todos los años.

Los agaves no tienen una relación botánica con los cactus, a pesar de que a menudo están asociados erróneamente con ellos.

El agave ideal para el tequila es el Agave tequilana Weber azul, que tiene hojas de color azulado.

Los agaves de tequila se inician a partir de semillas o de esquejes del tamaño de una cebolla.

Cuando las plantas están maduras (unos 10 años después), sus ramas se cortan, utilizando un cuchillo de mango largo llamado coa, dejando la cabeza (o “piña”), que es la parte utilizada para la extracción del jugo.

Las Cabezas (que pesan de 10 a 120 kilos) se cortan por la mitad y luego se hornean en hornos de piedra o autoclaves de acero inoxidable durante uno o tres días para convertir sus almidones en azúcares.

Desde los hornos, las cabezas ahora doradas se trituran y se colocan en molinos que extraen los jugos o el mosto.

Se deja fermentar la mezcla durante varios días, luego se realizan dos destilaciones para extraer el tequila blanco o plateado casi incoloro.

El sabor del espíritu depende principalmente de la duración de la fermentación.

El tequila ámbar (reposado) resulta del almacenamiento en barricas de ex aguardiente o vino de roble blanco durante al menos dos meses, mientras que el tequila dorado, envejecido (añejo) se almacena en barricas durante al menos un año y extra añejo (extra añejo ) durante al menos tres años.

Los indios indígenas de México sabían cómo producir varias bebidas diferentes a partir de plantas de agave, pero sus técnicas no incluían la destilación y, por lo tanto, estrictamente hablando, no producían tequila.

El jugo de agave fermentado o el pulque pueden ser la bebida alcohólica más antigua del continente; se menciona en un texto olmeca de archivo que afirma que sirve como un “deleite para los dioses y sacerdotes”.

Aunque las autoridades coloniales intentaron suprimir los licores ilegales, la industria de la destilación ilícita claramente prosperó.

¡Una fuente del siglo XVIII enumera más de 81 mezclas diferentes, incluidas algunas mezclas realmente temibles como “ojo de gallo”, “sangre de conejo”, “rompe huesos” y “excomunión”! En la década de 1670, las autoridades vieron la sabiduría de gravar, en lugar de prohibir, la producción de licores.

Durante siglos, el jugo de agave destilado fue conocido como mezcal o vino de mezcal.

Se cree que el primer extranjero en probarlo fue un médico español, Gerónimo Hernández, en el año 1651.

El método original para producir mezcal utilizaba hornos y ollas de barro.

A fines del siglo XIX, a medida que los ferrocarriles se expandieron, la reputación del Tequila se extendió por el mundo.

Esto es cuando el vino de mezcal producido en Tequila se hizo tan popular que la gente comenzó a llamarlo simplemente “tequila”.

Cuando comenzó la Revolución Mexicana en 1910, barrió con la preferencia por todo lo europeo y puso en primer plano el tequila de fabricación nacional.

El tequila se convirtió rápidamente en la bebida nacional de México. Ganó prominencia al norte de la frontera durante la segunda guerra mundial, cuando Estados Unidos ya no podía disfrutar de un suministro garantizado de licores europeos.

Para calificar como tequila legítimo, la bebida debe hacerse en el estado de Jalisco o en ciertas áreas específicas de la denominación de Origen.